El proyecto

Remontémonos 65.000 años atrás. En la Península Ibérica. Encontramos el dibujo de una escalera. El dibujo de unas manos. El dibujo de unas estalagmitas. La Pasiega,  Maltravieso y Ardales eran los hogares de los neandertales.

Y aquí, en estas cuevas, es donde encontramos las pinturas rupestres más antiguas. La primera huella simbólica. La primera forma de arte que refleja un entorno. Unas formas de vida. Un pensamiento.

Ahora volvamos al presente. 2018. Helsinki será nuestra cueva. Y queremos entrar en ella con siete linternas diferentes. Para que nos alumbre el camino artístico. Y así poder bailar al ritmo de su danza. Saborear su música. Vagar por sus edificios. Abrazar sus esculturas. Descifrar sus pinturas. Bañarnos en sus letras. Y cuando el cansancio decida tumbarnos… cogeremos asiento y proyectaremos alguna de sus películas.

Así es como conoceremos Helsinki. A través de las siete bellas artes. Seguro que encontramos algo más que una escalera, unas manos y unas estalagmitas.