Ítaca

Ítaca, de Konstantinos Kavafis, es la ejemplificación perfecta de lo que significa viajar. El poeta griego nos explica que viajar no es ir de un sitio a otro. No hay que obcecarse con llegar a un sitio en concreto, sino disfrutar de todo lo que nos encontramos por el camino.

“Pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias”, subraya Kavafis. Porque son esas experiencias las que nos proporcionarán conocimiento, las que nos ayudarán a entender un poquito más el mundo. Y no debemos tener miedo “ni a los cíclopes ni al colérico Poseidón”, es decir, el temor a seguir indagando, a observar cada rincón del planeta. Porque nos toparemos con muchos lugares desconocidos, con personas diferentes. El verdadero miedo se encuentra dentro de nosotros mismos, y hay que plantarle cara.

Kavafis nos suplica que nos deleitemos con cada momento de ese recorrido, que no seamos impacientes y que no queramos hacerlo todo con prisas para alcanzar las metas. Las metas, los destinos, son tan sólo la justificación de ese viaje que queremos emprender. Un viaje que nos enriquecerá como humanos y con el que ganaremos en sabiduría.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s