Copa Mundial de la FIFA 2018: un viaje por el fútbol

Un campo verde, dos equipos, un balón: decir que sólo eso define cómo es el fútbol sería, como mínimo, una locura. Los pelos erizados, el corazón acelerado, los gritos de la afición, la vibración que resuena de cada persona que acompaña este momento… El Mundial de Fútbol está a punto de empezar.

Un deporte que existe desde hace 154 años y que une personas de distintos lugares, de las más diversas culturas por una misma pasión: el fútbol. La emoción, la alegría y el sufrir por su equipo, todo se mezcla y se convierte en una explosión de sentimientos. Y, este mes, la atención de la prensa y de muchas personas por todo el mundo va a estar en la Copa Mundial de la FIFA que, en su vigésima primera edición, se realiza en Rusia.

El sueño: conquistar la Copa

El fútbol tiene la capacidad de crear puentes de unión, conexión e inspiración entre las personas. Y hace que 32 países tengan un mismo sueño: conquistar el galardón más conocido del universo deportivo, la Copa del Mundo.

Estos son los 32 países que están en la disputa:

Son 32 equipos que viajan desde América, África, Europa, Asia y Oceanía para lograr el título que grandes personajes ya han conquistado. Obdulio Varela fue el capitán uruguayo en 1950, la selección no perdió ningún partido con él en el campo. Pelé tenía sólo 17 años cuando, en 1958, ayudó a la selección brasileña a ganar el Mundial. En 1962, Brasil logró su segundo título con Garrincha. El primer título de Argentina fue en 1978, con gol de Kempes en la prórroga del partido final. El alemán Franz Beckenbauer, conocido como Kaiser, jugando en casa en 1974, ganó a Holanda. En 1986, Maradona logró el segundo título para los argentinos, venciendo a los alemanes. Zinedine Zidane conquistó el primer y único título de Francia en los mundiales en 1998, con dos goles de cabeza. Estos son algunos de los grandes jugadores que lograron sus sueños al conquistar la Copa para sus países.

El gran espectáculo

Desde 1930, cada cuatro años el espectáculo empieza otra vez. El país elegido para ser la sede del mundial se viste de fútbol y presenta a millares de turistas lo más rico que hay en su cultura. No es “solo” fútbol, es toda la gama de emociones y de interculturalidad que viene con el Mundial. El honor de la conquista, la tristeza por la derrota, la unión y el respeto entre los países: cuando el silbato suene, todos vamos a experimentar, más de una vez, lo que significa un Mundial de Fútbol.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s